• Oficina y almacén 93 469 01 23

Sostenibilidad continua

Desde el año 2008, hemos fabricado nuestro fleje con material plástico de alta calidad en una de las plantas de producción más modernas de Europa, situada en Muckental, no muy lejos de la sede central de la compañía en Alemania. Desde el origen, la sostenibilidad fue el factor clave en la planificación, construcción y funcionamiento de esta planta en Muckental.

Varias líneas de extrusión funcionan de forma automática para fabricar fleje polipropileno (PP), poliéster (PET) y el fleje biodegradable poliláctico (Eco-fleje). El fleje tiene un ancho variable de entre 5 y 15,5 mm y es adecuado para todo tipo de flejadoras,  independiente del fabricante o del tipo de máquina. Con ello, Mosca se preocupa de la demanda creciente por parte del cliente en temas de sostenibilidad.

Proceso de reciclaje de principio a fin

En Muckental el fleje de PET está elaborado con 100% de material reciclado: las llamadas "escamas de botellas" son el resultado del reciclaje de botellas de plástico proveniente de los envases vacíos. Después de ese proceso, el material reciclable se convierte en un nuevo producto de primera calidad: dependiendo de la anchura del fleje de PET, en su mayoría de color verde, puede resistir cargas entre 180 y 600 kg. El material de desecho o residuo generado automáticamente durante la producción del mismo, se retorna otra vez para volverlo a utilizar mediante un proceso de trituración.

Según una declaración del proveedor de servicios de reciclaje Interseroh, el uso del material reciclado ahorra alrededor del 85% de las emisiones de CO2 en comparación con procesos primarios: Estos representan unas 2,5 Tn.  de CO2 por cada tonelada de material producido, en comparación con el uso de material virgen. Los ahorros producidos en un año son equivalentes a la cantidad anual de CO2 filtrada desde el aire por cada 500 hectáreas de bosque.

Exterior e interior: el uso de la energía ecológica

En nuestra nueva planta de producción, se ha instalado un sistema fotovoltaico con 2500 metros cuadrados de paneles solares en la enorme azotea, que alimenta el sistema total de suministro de energía. De esta manera, se puede producir fleje cuidando el medio ambiente, ya que el fleje tipo PET no requiere más energía que la que el propio sistema fotovoltaico produce.

Además, el clima entre octubre y marzo ofrece otra ventaja: no se necesita energía adicional para la refrigeración de los procesos de producción. La temperatura exterior es suficientemente adecuada en esta época del año para alimentar los equipos de refrigeración necesarios mediante un sistema de refrigeración multifuncional de free-cooler y compresores.

La energía se recicla incluso dentro de la sala de producción. Las partes calientes aisladas de la máquina ofrecen una alta eficiencia energética y el calor residual restante se utiliza para calentar la fábrica en días fríos. Las líneas de producción utilizan motores con un transformador electrónico, que transforma la electricidad obtenida de las máquinas, y la conduce hacia un circuito interno.

Sostenibilidad orientada al cliente

Mosca trabaja continuamente para ofrecer soluciones orientadas al cliente. Uno de los productos con más demanda es el fleje de polipropileno de 5 mm de ancho. Tiene una  longitud lineal de hasta 8000 m por bobina en lugar de la longitud lineal usual de 6500 m. Esto no sólo ahorra espacio en el transporte sino que permite menos cambios de bobina y reduce los costes para el cliente.

Además, una tecnología optimizada con sistemas de empaquetado y paletizado se traduce en   menos residuos desechables para el cliente. Por ejemplo, en muchos casos, el fleje no se aplica en las cajas de cartón, sino directamente en el pallet. Se envuelve totalmente con film estirable  ahorrando así unas 40 láminas de cartón por palet. En el transcurso de un año, los ahorros en cuentas ascienden a varios miles de láminas de cartón de promedio.

Por supuesto, los clientes también pueden disponer del fleje usado para otros menesteres y ponerse en contacto con una planta de reciclaje y llevar allí sus residuos de fleje.

Nuestro fleje biodegradable, el bio-fleje

Cada vez más, los recursos renovables para plásticos están llegando progresivamente al foco de la industria del embalaje. Como primer fabricante de fleje en el mundo, Mosca asumió también este reto. Con nuestro bio-fleje, producido a partir del ácido poliláctico natural (PLA), Mosca ya ha dado el primer paso en esta dirección. Actualmente el fleje biodegradable está disponible en un ancho de 5 mm y próximamente en 8 y 12 mm.

Este uso de plásticos de fuente biológica reduce ampliamente al mínimo el consumo de combustibles fósiles. Esto se acompaña de una reducción significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero. Otra ventaja de este material es que es totalmente biodegradable. Después de 12 semanas, nuestro bio-fleje se degrada completamente en las condiciones normales de una planta de compostaje industrial.

Se ha establecido un nuevo hito en la industria del fleje con el lanzamiento de nuestro bio-fleje y la industria no tardará en fabricar todo el material de embalaje con plásticos biodegradables. ¡En Mosca el futuro ya ha comenzado!

Social Bookmarks